La empresaria Carmen Saavedra cuenta cómo se las ingeniaron para que 150.000 euros que iba a pagar a unos proveedores acabaran en manos de delincuentes en China
 
 
Carmen necesitaba reponer mercancías en su almacén y, como en tantísimas ocasiones a lo largo de diez años de relación comercial consolidada, contactó con el proveedor americano habitual para efectuarle tres pedidos. El género llegó puntualmente a las instalaciones de la empresa y Carmen transfirió el pago de la compra al número de cuenta que le habían facilitado. Nada extraño hasta aquí. La normalidad era tal que nada hacía pensar que Carmen Saavedra y su proveedor americano acababan de ser víctimas de una ciberestafa que ascendía a los 150.000 euros.
 
Unas semanas después de la transacción, Carmen recibió la llamada de Noemi, el contacto que mantenía con la empresa proveedora y con quien presuntamente había estado gestionando toda la logística para efectuar el pedido. La norteamericana se ponía en contacto con su interlocutora española para recordarle que no había realizado el pago de las últimas operaciones.
 
Confundida y superada por la situación, Carmen buscó el comprobante bancario del ingreso que había efectuado a la cuenta indicada por el valor del pedido. Para la empresaria catalana el resguardo representaba una prueba irrefutable de que la deuda estaba saldada, pero no contaba con un detalle significativo: que Noemi en realidad nunca facilitó un numero de cuenta distinto al habitual.
 
Un fraude muy sofisticado
 
 
Tras diferentes comprobaciones, la empresa barcelonesa descubrió que había sido víctima de una sofisticada estafa y rápidamente acudió a presentar la denuncia a los Mossos d’Esquadra. Ante el silencio del cuerpo policial, Carmen acudió a un perito judicial informático forense para averiguar cómo había podido suceder tal despropósito. Tenía el género y había pagado, pero el proveedor nunca había cobrado. En China un grupo de ciberdelincuentes lo celebraba.
 
Fuente: La vanguardia Digital (20/11/2016)
  • 3bits Logo
  • Accio3
  • Animationbox
  • Checkit
  • Setlegal
  • Versor
  • Wekow